Aplicaciones Monolíticas Y Microservicios

Cuando los monolitos crecen demasiado, puede que sea el momento de pasar a los microservicios

Las aplicaciones se componen de varios componentes. Los componentes se comunican entre sí para transmitir datos, atender solicitudes y mantener la aplicación en funcionamiento.

Supongamos que tiene una aplicación con componentes de acoplamiento ajustado. Estos componentes pueden incluir bases de datos, servidores, la interfaz de usuario, lógica empresarial y otros. Este tipo de arquitectura puede considerarse una aplicación monolítica

En este enfoque de la arquitectura de aplicaciones, si un solo componente falla, otros componentes fallan y, posiblemente, toda la aplicación falla.

Para ayudar a mantener la disponibilidad de las aplicaciones cuando un solo componente falla, puede diseñar su aplicación mediante un enfoque de microservicios.

En un enfoque de microservicios, los componentes de las aplicaciones tienen un acoplamiento débil. En este caso, si un solo componente falla, los demás componentes siguen funcionando porque se comunican entre sí. El acoplamiento débil evita que toda la aplicación falle. 

La adopción de microservicios suele ir de la mano de DevOps, ya que son la base de las prácticas de entrega continua con las que los equiopos pueden adaptarse rápidamente a los requisitos de los usuarios

Al diseñar sus aplicaciones un enfoque hacía la nube, por ejemplo en AWS. Puede adoptar un enfoque de microservicios con servicios y componentes que cumplen distintas funciones. Dos servicios facilitan la integración de aplicaciones: Amazon Simple Notification Service (Amazon SNS) y Amazon Simple Queue Service (Amazon SQS).

Escribe tu Respuesta o Comentario

Su dirección de correo no se hará público.